Toxina Botulínica

Con el tiempo el estrés de la vida diaria, el envejecimiento y el sol pueden tener un impacto considerable en nuestras caras, esto se refleja en las arrugas y líneas de expresión que aparecen en la frente y alrededor de los ojos, nariz y boca.

La toxina botulínica, es un tratamiento inyectable no invasivo que sirve para rejuvenecer la cara. Actualmente, es el tratamiento cosmético número uno utilizado para corregir líneas dinámicas (asociadas a movimiento). La toxina botulínica actúa relajando los músculos subyacentes que causan las arrugas en la piel y el desarrollo de líneas.

Las inyecciónes de toxina botulínica son un procedimiento rápido y simple que consiste en debilitar los músculos faciales utilizados para ciertas expresiones, como fruncir el ceño o elevar las cejas. Cuando la toxina se inyecta en un músculo específico, bloquea la señal del nervio al músculo, lo que significa que el nervio no puede ordenarle al músculo que se mueva. Los efectos duran entre 3-6 meses, tiempo después del cual sus expresiones faciales volverán a la normalidad.

 

En nuestra clínica dermatológica aplicamos el tratamiento con toxina botulínica con la máxima seguridad, y siempre por un dermatólogo cualificado.

 

Programe una consulta, uno de nuestros dermatologos personalmente evaluará los problemas que usted presente y describirá el tratamiento que es el adecuado para usted.