Tú sabes que la calidad de tu piel va cambiando con el tiempo. Notas cómo se va haciendo más seca, áspera y menos elástica. Además de la exposición al sol, los hábitos y el estilo de vida, la degradación de las funciones biológicas de la piel afectan su aspecto. La capacidad de absorber y retener agua, por ejemplo, es esencial para suavizar y dar a la piel un aspecto elástico y lozano, y cuando estas cualidades se van reduciendo, tu piel pierde luz, se siente áspera y las arrugas empiezan a aparecer.

 

El ácido hialurónico es un concepto único para el rejuvenecimiento de la piel. Es un relleno dérmico, sin proteínas de origen animal y biodegradable compuesto de una sustancia natural. Sus funciones son restaurar el hidrobalance y mejorar la estructura, firmeza y elasticidad de la piel de forma natural.

 

El ácido hialurónico puede utilizarse para mejorar la calidad de la piel, no solamente de la cara, sino también de las manos, cuello, labios, área del escote y piel con cicatrices causadas por el acné. El proceso es muy sencillo; se inyecta en la piel en pequeñas cantidades con una aguja extra fina, después de la etapa de inicio de tres sesiones, se realiza una aplicación de mantenimiento aproximadamente dos veces al año. 

 

Los resultados del tratamiento son duraderos, no permanentes, dando la libertad de elegir si se mantiene el efecto.

 

Programe una consulta, uno de nuestros dermatologos personalmente evaluará los problemas que usted presente y describirá el tratamiento que es el adecuado para usted.

​Ácido Hialurónico